0
BañoCasaReforma

10 tendencias para reformar tu baño

By 7 mayo, 2018 No Comments

Si vas a hacer obras en casa, ¡no te olvides del baño! Las paredes pintadas, las duchas empotradas o las luces LED pueden servirte de inspiración para cambiar este rincón de tu hogar.

No es la habitación más espaciosa ni la más vistosa, pero el baño se ha convertido en una pieza clave para definir el estilo de una casa, y una de las da que más quebraderos de cabeza cuando pensamos en hacer reformas. Es cierto que a veces el tamaño o la falta de luz limitan mucho la decoración del baño, pero la gracia está, precisamente, en convertir estos problemas en una ventaja.

Por eso, antes de empezar a pensar como sería tu baño ideal, lo mejor es que recapitules: ¿qué aspectos quieres mejorar? ¿Qué no le puede faltar? Cuando tengas tu lista de deseos, toca la parte más divertida: ¿Qué estilo buscas? Y sobre todo ¿qué es lo que se lleva ahora?

Por supuesto, todo va por gustos y lo importante es que te acabes sintiendo cómodo en tu hogar, pero nunca viene mal echar un vistazo a las últimas tendencias para buscar ideas. La apuesta por combinar varios estilos, las paredes pintadas o los elementos Hi-Tec se cuelan en los baños de 2018.

1 Duchas empotradas

Aunque hay bañeras con todo tipo de diseños y pueden parecer más originales que los platos de ducha, una de las tendencias que trae 2018 son las duchas empotradas. Al estar integradas en la pared y el techo, dan a todo el baño un aspecto más amplio y deja más juego al diseño: como ganas en espacio, tendrás más oportunidades para personalizar el resto del entorno, Y si te ha gustado la idea de esconder elementos para conseguir un diseño minimalista en el baño, puedes optar también por los grifos empotrados.

2 Paredes de papel pintado

Frente a los azulejos de toda la vida, los papeles de pared son una opción más económica y, por qué no, también más divertida. Si te apetece darle un toque más personal al baño, tienes tantas opciones de papel pintado que seguro que encuentras una ideal para tu casa. Además de ahorrarte mucho dinero, podrás cambiarlo si te cansas con los años, así que puedes arriesgar lo que te apetezca. Dentro de esta tendencia, está la de dar todo el protagonismo a una sola pared, que quedaría adornada con el papel, y dejar las demás en un color neutro. Así, crearías dos ambientes diferentes para cada zona de la sala.

Como el baño genera mucha humedad, es importante que no te olvides de escoger un papel vinílico (es decir, que sea impermeable). Así tu pared estará más protegida y, también, te aseguras que la limpieza sea más sencilla.

3 Luces LED

No siempre le damos la importancia que se merece, pero la iluminación es clave en la decoración. Como muchos baños no disponen de demasiada luz natural, la combinación entre los colores y la luz es clave para conseguir el ambiente que desees en tu baño. Normalmente elegimos colores blancos para crear una mayor sensación de espacio y luminosidad.

La tendencia de este año, sin embargo, propone dejar de lado los tonos pastel y mezclar bombillas LED con colores más oscuros, con lo que lograrás un entorno más relajante. Por si no lo sabes, las LED ofrecen varias ventajas frente a las bombillas incandescentes: tienen más vida útil, contaminan menos, se encienden y apagan más rápido y, además, permiten regular la temperatura y el tono, así que podrás jugar el resultado final que quieres en tu baño.

4 Colores

En España estamos acostumbrados a los colores neutros en el baño, especialmente porque apostamos por tonos que no vayan a cansarnos en poco tiempo. En 2018 parece que no se romperá con esta tendencia de tonos, pero los interioristas nos proponen una idea: combinar ese blanco, gris o beige de las paredes con algún elemento que rompa con la monotonía del entorno, para conseguir un resultado más futurista sin necesidad de estridencias.

5 Suelo vinílico

Tradicionalmente, el suelo del baño y el de la cocina han sido de cerámica, sobre todo porque este material es más fácil de limpiar, es impermeable y resistente. Como sucede con las paredes, sin embargo, optar por un material vinílico te dará estas mismas cualidades y te permitirá jugar con más estilos, ya que podrás tener un suelo que imite otras superficies, como la madera, y se ajuste mejor al estilo que has elegido para tu baño.

6 Baños Hi-Tec

Los baños inteligentes nos parecen cosa del futuro, pero ya están aquí. Este año, Roca presentaba un diseño de inodoro con mando a distancia que incorpora funciones de auto-limpieza y antidesbordamiento. La cosa no acaba aquí: ya hay duchas que pueden conectarse al móvil para que les indiques la temperatura que quieres, contribuyendo así al ahorro de agua. Como es lógico, estos baños no son una tendencia general todavía, pero si puedes permitírtelo, puede ser una forma curiosa de empezar a integrar el Internet de las cosas en el hogar.

7 Combina diferentes estilos

No es que se lleven las estridencias, pero las cosas no tienen por qué ser siempre uniformes. Si ya te contábamos que apostar por una sola pared de papel para resaltar una determinada zona del baño es tendencia, otras propuestas pasan por mezclar diferentes líneas decorativas para la zona del lavabo y el váter y la de la ducha (sobre todo si finalmente te decantas por una empotrada, puede dar mucho juego crear dos ambientes diferentes).

En este sentido, no hay límites: usar madera para una zona y cemento para la otra u optar por varios tipos de baldosas está de moda (siempre que se haga, claro, con sentido). Si te gusta la idea de la pared diferente, pero no te atreves con el papel pintado, puedes cubrir de azulejos con un diseño diferentes una sola pared o, incluso, pintarlos para darles un toque personalizado.

8 Elementos suspendidos

Además de estar de moda, optar por un inodoro o un lavabo suspendidos es una forma de crear una mayor sensación de espacio en un baño pequeño. Y, por si te hacían falta más razones para apostar por los elementos sin base, piensa en lo fácil que será barrer y fregar el suelo si no hay nada sobre él.

9 Mamparas transparentes

De nuevo, esta es otra técnica de diseño que sirve para sacar el máximo rendimiento al espacio. Al dejar la ducha al descubierto y nivelada con el suelo, esta pasa a ser parte del diseño del baño.

10 Muebles del baño

Aunque parecen la parte menos importante, siempre es mejor contar con algún mueble en el baño que no deje a la vista todo lo que utilizamos. El espacio con el que cuentes será lo más importante para elegir mobiliario. Lo mejor es que busques algo que se adapte a la estética que hayas elegido y que no quite protagonismo a los otros elementos del baño, pero también puedes incorporar elementos diferentes que llamen la atención sin romper con el resto del diseño. Por ejemplo, lámparas colgantes frente a las clásicas empotradas.

Con todas estas ideas, toca valorar cuáles se adaptan mejor al baño de tus sueños. Convertir un pequeño rincón de la casa en un espacio para relajarse y cuidarse no es tan difícil, solo hay que dar con la combinación más adecuada según tus gustos y, por supuesto, ¡según tu presupuesto!

Leave a Reply