0
BañoDecoración

Los estilos de decoración de cuartos de baño que marcan tendencia en 2019

By 19 marzo, 2019 No Comments

Nórdico, naturalista, minimalista… Si estás pensando en hacer reformas y todavía no has decidido el nuevo estilo que vas a darle a tu cuarto de baño, repasamos las características de las principales tendencias de 2019.

Al empezar a buscar ideas para hacer reformas en casa, es fácil perderse en la terminología de las revistas y webs especializadas en decoración. Sí, ya sabemos que hay varios estilos y que, como ocurre con cualquier moda, se van y vuelven con los años y marcan las tendencias de las casas de ensueño.

Como es probable que lo que más te interese sea dar con un estilo cómodo y adaptable a las características de tu cuarto de baño, aquí te explicamos qué estilos marcan tendencia en 2019 y cuáles son las particularidades de cada uno de ellos.

Minimalista

Es la tendencia más habitual y la más recomendable cuando los baños son pequeños. En estos casos, lograr un estilo minimalista puede parecer muy sencillo, pero ojo, porque al utilizar únicamente con los elementos justos y necesarios también es más complicado que todo quede bien.

Para empezar, lo ideal es contar con un espacio lo más diáfano posible, que como mucho esté dividido por cristales transparentes. Además, es recomendable optar por colores claros, que pueden combinarse con elementos de madera.

Las líneas rectas dominan este estilo de baño, eliminando cualquier tipo de floritura. La bañera y el plato de ducha pueden ser el elemento central del baño, acompañado de un gran espejo.

Por otro lado, dentro de la tendencia minimalista los elementos flotantes (pegados a la pared y sin anclajes al suelo), en el caso del inodoro o el lavabo, están a la orden del día.

Para no romper con esta estética, hay que intentar que los muebles puedan albergar todos los objetos que no queramos dejar a la vista.

Nórdico

La luz es fundamental para conseguir un estilo nórdico en casa, sobre todo si tenemos en cuenta que esta se combina con tonos blancos (como mucho puede haber adornos en colores claros muy neutros). Además, los elementos naturales se utilizan para romper con el minimalismo del estilo nórdico.

La bañera (en algunos casos exenta, es decir, con cuatro patas) también toma protagonismo, y para romper con las líneas limpias puede utilizarse madera en el mobiliario y los acabados del baño.

Vanguardista

La ruptura de las formas geométricas de cada elemento, el juego entre dos tonos de color y la división en diferentes espacios del baño ayudan a dar a esta parte de la casa un aspecto vanguardista, que puede complementarse con iluminación LED para fomentar el aspecto de baño moderno.

Urbano

Los colores fríos, con predominancia de los grises, las tuberías a la vista y el mobiliario metálico, con elementos decorativos de acero, da un aspecto urbano al cuarto de baño sin perder la elegancia de un estilo sencillo y cerca del minimalista. Eso sí, para que funcione, hay que contar con buena iluminación.

Natural

Resulta curioso que en una habitación a veces tan olvidada se instale la naturaleza entre las tendencias de este año, pero así es. Hay muchas formas de lograr un acabado de este tipo: desde apostar por madera natural en los muebles, a decorar con plantas el baño o utilizar papel pintado con motivos florales para conseguirlo.

Dentro de este estilo, los elementos adornados con cuerdas y los lavabos de piedra ayudan a dar ese toque entre lo rural y lo natural que tan bien le queda a un cuarto de baño.

Colorista

Este año, los colores vivos vuelven a estar de moda en los cuartos de baño. Frente a los neutros tradicionales, las nuevas propuestas de los diseñadores se centran en la ruptura con los blancos y grises para introducir tonos mostaza, azules y, como color estrella de la temporada, el coral. Estos toques de color pueden ir en cualquier parte: muebles, cortinas y alfombras o, incluso, en una de las paredes.

Vintage

Aunque este estilo es algo arriesgado, dar un pequeño toque discordante a la neutralidad del baño es una forma de convertir un espacio clásico, como el descrito anteriormente, en algo mucho más original.

Por ejemplo, basta con utilizar papel pintado con toques retro en una pared de la habitación (presumiblemente, la más alejada de humedades y con un acabado en vinilo para que dure más) y combinarlo con un rojo en las alfombras y los acabados de los muebles del baño.

Aunque sepas qué estilo buscas, déjate aconsejar

Entre las fotos de las revistas y web de decoración, cada vez resulta más fácil investigar sobre las tendencias del hogar y dar con una que se ajuste a nuestros gustos.

Por otro lado, hay que tener siempre en mente que por mucho que queramos conseguir un baño con una estética interesante, la funcionalidad es lo primero. De nada sirve tener un plato de ducha bonito si después el suelo se va a inundar cada vez que lo usamos.

Tampoco es necesario hacer grandes modificaciones en la estructura y la disposición para conseguir un nuevo ambiente y, por último, recuerda que no todos los ambientes pueden adaptarse a cualquier estilo.

Ahora bien, aunque dejar volar a la imaginación está muy bien, no olvides la importancia que tiene dejarse asesorar por expertos en reformas e interioristas. A veces, la idea que tenemos en nuestra cabeza de la casa ideal no se corresponde con la mejor forma de sacar partido al espacio.

Por eso, contratar los servicios de este tipo de profesionales te permitirá estudiar si hay problemas de infraestructura, cómo distribuir las habitaciones, la mejor forma de iluminar los diferentes espacios de la casa o el tipo de materiales que debes elegir para que, dentro de tu presupuesto, los cambios sean lo más duraderos posibles. Al fin y al cabo, uno no hace reformas en casa muy a menudo o, al menos, ¡no espera tener que hacerlo!

Leave a Reply