0
Baño

Plato de ducha Cerámico

By 7 abril, 2018 No Comments

Características del plato de ducha Cerámico

Rigidez

Se trata de un material pesado, mezcla de resinas minerales con mármol. Su rigidez es contraria a los de cerámica, presentando una gran dureza en relación a los golpes y una menor resistencia a los arañazos.
Comparte la sensibilidad hacia las ralladuras del mismo modo que los modelos acrílicos, que pueden ser restaurados en estos casos.
Por tanto, contamos común tipo de plato de ducha que no se romperá a base de golpes, a no ser que le demos con muchas, muchas ganas.

Hechos a la Medida

Presentan una gran variedad de diseños y de tamaño.
En esta gama, podemos acceder a tamaños realmente enormes (80×170), y modelos más pequeños y asequibles (70×100).
La amplia capacidad del usuario para personalizar este tipo de platos de ducha los ha convertido en uno de los modelos más utilizados en la actualidad, desbancando a los conocidos platos de cerámica o porcelana.

Calidez

Su tacto es cálido igual que en el caso del tipo acrílico, ganando terreno a los comunes platos cerámicos. Esto hace que entrar en la ducha sea una verdadera gozada, y no un momento de mal rato al posar los pies sobre el frío.
Esto es debido a los materiales utilizados en su composición, que conservan el calor en su superficie convirtiendo la hora de la ducha en una experiencia de lo más placentera y esperada durante todo el día.

Superficie Antideslizante

Un factor crucial de los platos de ducha de resina mineral es su superficie antideslizante. Con ello, evitamos muchos sustos que, si bien no solemos dar importancia, pueden resultar fatales si la suerte así lo dispone.
Las superficies antideslizantes son un seguro de vida para todos, minimizando los riesgos de caída o resbalón a la hora de meternos en la ducha.
También las bajas alturas de instalación se pretenden con estos fines, pues cuanto más fácil sea su acceso y menor el riesgo de caída, más se venderá un modelo.
Recuerda también que, para ayudar a mejorar la seguridad existen complementos como las barras de apoyo, que disminuirán significativamente las probabilidades de accidente. No tienes porqué jugártela.

Facilidad de Instalación

No se trata de una de esas costosas y amplias obras de baños y bañeras.
Los platos de ducha de resina mineral se instalan directamente en el suelo, empatando los tubos necesarios (3, normalmente) y sellando la base para evitar fugas. El desagüe, como ya hemos dicho anteriormente, es una parte importante en la que fijarse, algo que los profesionales tienen muy presente cuando instalan este tipo de materiales.
Se recomienda que no trate de montarse por cuenta propia, ya que, de no quedar realmente bien montado, podremos tener problemas en el cuarto de baño durante un largo tiempo.

Impermeabilidad Total

Se trata de materiales perfectamente impermeables, cuya base ha sido sellada para imposibilitar fugas ni humedades.
No tendremos este tipo de problemas con una buena instalación y un plato de ducha profesional.
Para asegurarnos de esto, contamos con una amplia gama de catálogo para elegir y adaptarnos a las necesidades propias de cada cuarto de baño.

Seguridad y Acceso

Como en el resto de tipos, podemos regular la altura a la que queremos acceder al plato de ducha. Así, podemos decidir entre dar mayor altura para evitar humedades o, por el contrario, reducir la distancia con respecto al suelo para asegurar un acceso cómodo y seguro.
Es una labor personal de cada uno y atiende directamente a las necesidades del propio cuarto de baño y de la casa en general. Si vuestras paredes presentan humedades y tendéis a empaparlo todo cuando os ducháis, un poco más de altura a la superficie ayudará a minimizar los riesgos.

Limpieza y Mantenimiento Básico

Los platos de ducha de resina mineral (o carga mineral) son sumamente fáciles de limpiar. Con tal de tener a mano una bayeta o esponja, y utilizar un jabón no demasiado abrasivo, conseguiremos que nuestra ducha reluzca como el primer día.
Los productos abrasivos no son ni recomendables ni necesarios, pues estas superficies se pueden limpiar en pocas pasadas y sin necesidad de insistir demasiado frotando.
Un buen método de limpieza para evitar la cal, sería mezclar en una botella con vaporizador una mitad de agua y otra de vinagre, para luego pulverizarlo sobre la superficie del plato. Bastará con utilizar la esponja y agua para dejarlo brillante.

Relación Calidad/Precio

Todas las categorías son ventajas cuando hablamos de los tipos de resina mineral.
Son cálidos al tacto, antideslizantes y preparados para un montón de formas, texturas y tamaños (incluyendo los más grandes).
Por todo ello, la relación calidad/precio se torna de lo más atractiva, pues a partir de los 150 € tenemos los primeros modelos, más asequibles y perfectos para una buena ducha.

Estética en su Baño

Las opciones de diseño, complementos, texturas y formas hacen de este tipo de platos de ducha una opción de lo más interesante. En la actualidad, los platos acrílicos y de resina mineral están desbancando por completo a su anterior competencia directa: la cerámica.
¿Aún no lo has decidido? Después de analizar punto por punto todas las características de los platos de resina mineral, cualquiera dispuesto a arañar un poco más el bolsillo se llevará a casa una maravilla del confort y el escaso mantenimiento.
¿A qué esperas? No renuncies a mejorar tu calidad de vida.

Leave a Reply