0
BañoCasa

Presupuesto cambiar bañera por ducha

By 23 marzo, 2018 No Comments

¿Estás pensando en cambiar tu bañera por plato de ducha? Esta elección dotará a tu hogar de una amplia serie de ventajas que te vamos a detallar, ya que se trata de una reforma doméstica que seguramente tengas pendiente pero todavía no te has atrevido a llevar a cabo. Por eso, vamos a relatarte los beneficios, las claves del proceso y los principales materiales y diseños empleados para sustituir la bañera por una ducha nueva y repleta de interesantes funcionalidades. Comenzaremos con una serie de consejos previos a la reforma realizada.

 

Consejos antes de cambiar bañera por plato de ducha

Antes de confirmar el proceso del cambio de la bañera por el plato de ducha, hay una serie de recomendaciones previas que debes atender antes de cambiar la bañera por un plato de ducha. A continuación te las revelamos:

1. Debes tener claro con antelación si deseas realizar únicamente este cambio -reforma parcial- o por el contrario optar por una reforma completa o total, que además de cambiar la bañera por el plato de ducha puede abarcar otros aspectos como la división del espacio, el desplazamiento de la puerta, la redistribución del WC o del lavabo, la renovación de la fontanería, revestimientos y/o grifos, la instalación de la mampara, el rediseño de la iluminación, o la mejora del sistema de ventilación y calefacción.

2. Aunque el cambio de bañera por ducha es un proceso bastante sencillo de no demasiada envergadura -a pesar de que de una equivocada sensación de complejidad-, es importante que antes de solicitar presupuestos o evaluar a la empresa que va a darte cobertura en el servicio, tengas en cuenta una fecha cómoda y un plazo temporal concreto en el que quieres que se realice la mencionada reforma. Así, evitarás quebraderos de cabeza y podrás calendarizar la obra, especialmente si dispones de un solo baño.

3. Te recomendamos que contrastes los diferentes presupuestos para cambiar bañera por plato de ducha que encontrarás en el mercado. Según tu nivel de ingresos y tu exigencia en torno a los materiales o a la compañía elegida, determina un máximo y un mínimo de desembolso económico para poder descartar opciones que sobrepasen tu poder adquisitivo y perjudiquen tu bolsillo. Pide tarifas y presupuestos individualizados sin compromiso ya sea vía correo electrónico o mediante llamada telefónica.

4. Si el encargo de tu nuevo plato de ducha forma parte de una reforma más amplia, ten en cuenta el orden de los trabajos antes de solicitar la asistencia técnica para ello. Puede que precises previamente un cambio estructural como el derribo de un tabique para ampliar la superficie útil de tu baño, o que quieras modificar y renovar el cableado, los azulejos o el revestimiento de techos y paredes. Considera todos estos puntos antes del encargo de la reforma, especialmente si esta es total e incluye radiadores, sistemas de ventilación y elementos sanitarios nuevos.

5. Ten en cuenta diferentes consejos de seguridad como los siguientes: no sitúes ningún punto de luz ni toma de corriente en el espacio ocupado por la bañera o el plato de ducha. Si puedes dejar una distancia de un metro para los aparatos de alumbrado, enchufes e interruptores, mejor que mejor. Todos los enchufes deben tener toma de tierra para evitar descargas y en cuento al suelo, si vas a modificarlo, te recomendamos materiales antideslizantes. Por último, asegúrate que la mámpara de tu nueva ducha sea de cristal de seguridad y tenga un grosor de entre 6 y 10 mm.

Principales materiales de calidad para tu plato de ducha

Antes de confirmar el proceso del cambio de la bañera por el plato de ducha, hay una serie de recomendaciones previas que debes atender antes de cambiar la bañera por un plato de ducha. A continuación te las revelamos:

1. Debes tener claro con antelación si deseas realizar únicamente este cambio -reforma parcial- o por el contrario optar por una reforma completa o total, que además de cambiar la bañera por el plato de ducha puede abarcar otros aspectos como la división del espacio, el desplazamiento de la puerta, la redistribución del WC o del lavabo, la renovación de la fontanería, revestimientos y/o grifos, la instalación de la mampara, el rediseño de la iluminación, o la mejora del sistema de ventilación y calefacción.

2. Aunque el cambio de bañera por ducha es un proceso bastante sencillo de no demasiada envergadura -a pesar de que de una equivocada sensación de complejidad-, es importante que antes de solicitar presupuestos o evaluar a la empresa que va a darte cobertura en el servicio, tengas en cuenta una fecha cómoda y un plazo temporal concreto en el que quieres que se realice la mencionada reforma. Así, evitarás quebraderos de cabeza y podrás calendarizar la obra, especialmente si dispones de un solo baño.

3. Te recomendamos que contrastes los diferentes presupuestos para cambiar bañera por plato de ducha que encontrarás en el mercado. Según tu nivel de ingresos y tu exigencia en torno a los materiales o a la compañía elegida, determina un máximo y un mínimo de desembolso económico para poder descartar opciones que sobrepasen tu poder adquisitivo y perjudiquen tu bolsillo. Pide tarifas y presupuestos individualizados sin compromiso ya sea vía correo electrónico o mediante llamada telefónica.

4. Si el encargo de tu nuevo plato de ducha forma parte de una reforma más amplia, ten en cuenta el orden de los trabajos antes de solicitar la asistencia técnica para ello. Puede que precises previamente un cambio estructural como el derribo de un tabique para ampliar la superficie útil de tu baño, o que quieras modificar y renovar el cableado, los azulejos o el revestimiento de techos y paredes. Considera todos estos puntos antes del encargo de la reforma, especialmente si esta es total e incluye radiadores, sistemas de ventilación y elementos sanitarios nuevos.

5. Ten en cuenta diferentes consejos de seguridad como los siguientes: no sitúes ningún punto de luz ni toma de corriente en el espacio ocupado por la bañera o el plato de ducha. Si puedes dejar una distancia de un metro para los aparatos de alumbrado, enchufes e interruptores, mejor que mejor. Todos los enchufes deben tener toma de tierra para evitar descargas y en cuento al suelo, si vas a modificarlo, te recomendamos materiales antideslizantes. Por último, asegúrate que la mámpara de tu nueva ducha sea de cristal de seguridad y tenga un grosor de entre 6 y 10 mm.

Principales materiales de calidad para tu plato de ducha

Ya que has tomado la decisión de cambiar bañera por plato de ducha, es importante que optimices este gasto e inviertas en una ducha elaborada con materiales de calidad que resulten eficaces y cómodos para tu aseo personal y el de toda la familia, además de resultar duraderos y resistentes a lo largo de los años. Te contamos cuáles son los mejores y su características fundamentales para que inicies adecuadamente tu reforma.

El plato de ducha convencional se trata de una losa que puede estar fabricada en distintos materiales. Los más frecuentes son la gres, acrílico, carga mineral o piedra natural que se instala en el suelo de la ducha y cuyas principal propiedad se trata del aislamiento contra filtraciones de agua, la cual es conducida hasta el desagüe. Por otro lado, recuerda que existen diferentes formas; aunque para los espacios de menos de tres metros y medio cuadrados, las más habituales son la cuadrada y la de cuarto de círculo. Para otros de tamaño superior, también puedes optar por platos de ducha con forma rectangular.

Repasando tus necesidades en torno al tipo de material, te recomendamos cada según tus exigencias:

  • Si quieres facilidad de acceso a la ducha y seguridad con un material completamente antideslizante que además, te ofrezca una textura cálida, te aconsejamos la piedra natural.
  • Si, sumado a las características anteriores, tu principal necesidad es que el plato de ducha sea altamente resistente a los golpes, el material más adecuado no es otro que la carga mineral.
  • Si quieres un cuarto de baño impoluto con apariencia brillante y que no se resienta del uso constante de los productos de limpieza, el acrílico es la mejor base para platos de ducha resistentes y duraderos.
  • Por último, te recomendamos el gres si le otorgas más importancia a que el acabado del plato sea inalterable y no amarillee por el uso de productos como la lejía.

Combina tus necesidades básicas y el tamaño disponible en metros cuadrados de tu baño para escoger el material más propicio y la forma ideal para cambiar tu bañera por un plato de ducha que quede perfectamente integrado con el resto de elementos de tu cuarto de baño. A continuación, resaltamos las principales ventajas de este cambio doméstico.

Leave a Reply